jueves, 16 de diciembre de 2010

De cara al público...

Por mis estudios he perdido la cuenta de las veces que he hecho exposiciones orales. Al principio me horrorizaban, es más, me acuerdo perfectamente de la primera, ante un tribunal de tres profesores defendiendo un trabajo de meses y meses. Pero no me acuerdo cuál fue la última, lo que ejemplifica que es algo ya cotidiano, y que no me quita el sueño.
Con el post de hoy no pretendo sentar cátedra, faltaría más, solo explicar las claves que a mi me funcionan y que quizás a otras personas también les pueden valer. Porque no todo el mundo está hecho de la misma pasta, y para muchos algo tan normal como hablar delante de un público les supone horrores... así que intentaré dar algunas claves para hacer el momento más agradable.
Para empezar, obviamente, la parte más importante de cualquier exposición oral es haber trabajado el tema y conocer los entresijos más profundos. Si esta parte la dominamos todo será más fácil, pues tendremos más confianza y estaremos más tranquilos.
Otra de las claves que nos pueden ayudar, es realizar una buena exposición visual. Los Power Point son un gran descubrimiento y una gran ayuda, pero también pueden ser nuestro peor enemigo. Por ello, personalmente, a mi me gustan muy visuales, con poco texto y muy esquemáticos. Además, para tener más confianza utilizo una gamma cromática determinada para todo el Power Point lo que le confiere unidad y parece más profesional y trabajado, lo que gana puntos entre el auditorio. Además, hay que ser originales. Recuerdo un trabajo somnífero y aburridísimo en el que teníamos que analizar un informativo. ¿Y qué hicimos para la exposición? Pues simular que estábamos en un informativo. Abrimos con la música característica y las integrantes del grupo íbamos con americana y con los papeles que simulaban tarjetones. Recibimos las felicitaciones correspondientes pero nos sentimos mucho más cómodas, porque no eramos nosotras, sino, las presentadoras.

Y por último queda el vestuario. Parecerá una tontería, pero a mi personalmente me ayuda muchísimo. Los días en los que tengo una exposición intento arreglarme un poco más, ponerme aquél pañuelo que me gusta, aquella combinación con la que me sienta más cómoda, la chaqueta nueva que aún no he estrenado... En definitiva, intentar que con el vestuario nos sintamos más seguras y también más guapas;)
E igual que con el vestuario, las reglas las aplico al peinado, nada de experimentos, ni colas (no voy nunca con coleta!) ni peinados diferentes. Se trata ser uno mismo, estar cómodo pero por encima de todo, mostrar seguridad y convencimiento.
Como os he dicho intento no arriesgar ni experimentar, así que un ejemplo visual de mis atuendos para las exposiciones orales pueden ser los siguientes...


Sin título

Cómo veis son muy informales aunque hay alguna propuesta más formal, porque el auditorio es joven, compañeros de clase en su mayoría y por tanto, ir demasiado formal sería un poco contradictorio


A veces he compartido estas ideas y planteamientos con otras personas y algunas actúan como yo, y para otras son tonterías, pero al final lo que cuenta es obtener un buen resultado. Para terminar, espero que si no sabéis como afrontar una exposición estas ideas os hayan ayudado. Yo mañana tengo una y por supuesto las aplicaré ;)

Y a vosotr@s os gustan las exposiciones orales, o por el contrario las teméis? Qué claves o trucos utilizáis? Contadnos!

Feliz jueves!

16 comentarios:

maituins dijo...

Uff. En la facultad fui incapaz. De hecho me dejé una para septiembre porque en junio era solo oral. Eso sí, luego actuar en teatro o festivales de danza, nada de nada... No sé... Y los PPoint, cuánto más sencillos mejor, estoy contigo!
Bss

baballa dijo...

Muy buenos consejos..... espero que la de mañana te salga genial!!

Patricia. Mode et Tresors dijo...

La verdad es que no me gustan demasiado pero en mi trabajo tengo que hacer bastantes... si lo he preparado yo suelo ir bastante segura y como dices ayuda sentirte bien , por eso no suelo arriesgar en el vestuario y apuesto por aquello que me gusta y me siento bien.

Un beso,
Patricia

Laetitia´s Comptoir dijo...

Que buenas ideas! yo no tengo ningún miedo, estoy acostumbrada!

Fashion dijo...

Yo temo las exposiciones orales!!! Recuerdo cuando tuve que defender la memoria de mis prácticas ante el tribunal y, buf, estaba nerviosísima (aparte de que era muy jovencita). Me puse ropa cómoda y con la que me sentía bien. Al final todo salió súper bien porque el tribunal me dio mucha confianza (notaba caras muy afables hacia mí) y me sentí muy cómoda ante ellos. Espero que a ti te vaya tan bien como a mí!! Besos

Blair dijo...

Esta claro que la imagen es muy importante, tanto para dar una buena impresión a los oyentes como para tener más seguridad.De dónde es el primer vestido? Me encanta!!Besos

Betweenmydresses dijo...

Muy buen post. Estoy de acuerdo contigo. Ante todo, hay que sentirse cómoda. Yo ya estoy acostumbrada por mi trabajo, pero me acuerdo que al principio, cuando me ponía a hablar, parecía una locomotora y hablaba muy rápido...y eso me hacía ponerme más nerviosa, pero no podía parar!! En fin, afortunadamente, ya quedó atrás...Un beso!

Maia dijo...

Yo tuve una justo ayer!

Salió bastante bien, mi incursión mediática por lo menos me está sirviendo para coger confianza a la hora de hablar delante de la gente.

Muy bueno el post!


Besos!!

Xanela Chic dijo...

La verdad es que sacaba mejores notas en los orales que en los escritos, sp he sido una cotorra... pero se pasa muchísimo pero..
Mil bss preciosa... y ya sabes... dientes, DIENTES!!!;))

Miss A dijo...

Yo las tengo que hacer con bastante frecuencia, y aunque no es algo que me guste, dependiendo de las circunstancias les vas cogiendo el truco.
Controlar el tema es lo que más tranquilidad me da. Pero no es la primera vez que tengo que exponer un trabajo hecho por otra persona y en ese caso sí que lo paso fatal. Y claro, también depende del "público" que tengas...
El tener un buen apoyo visual también es muy importante. Las exposiciones ganan en dinámica y quedan mucho más claras, y son más llevaderas. Eso sí, sin pasarse, porque he visto algunas... que yo no sabía ni que existieran tantos colores jajaja.

montse dijo...

jejeje.. muy buenos consejos a tener en cuenta!! yo tengo un pánico escénico brutal... me tiembla la voz y me siento cada vez más pequeñita ante la mirada de la gente! jaja
un show!! suerte que no he de hacer muchas (o casi ninguna..) jeje

Teresa - My Fashion Dreamworld dijo...

A mi también me ha tocado sufrir con las exposiciones orales, pero después de tenerlas que hacer en inglés, les perdí todo el miedo a las que eran en español, porque al fin y al cabo podía salir del paso mucho más fácil que cuando eran en inglés. En las oposiciones tengo unas cuantas defensas orales y ahí sí que lo paso fatal.
Besos,
http://myfashiondreamworld.blogspot.com/

Marta dijo...

Estoy de acuerdo contigo en cuanto al vestuario: si me “gusto” cuando salgo de casa, me sentiré cómoda todo el día y podré centrarme en lo que tenga que hacer (sin pensar: me rozan los zapatos, me aprieta demasiado este pantalón, debería haberme puesto una americana encima, etc.).

Otro truquillo! Siempre acostumbro a llevar una pluma encima o un buen bolígrafo, y manejarlo durante la exposición me ayuda a apagar los nervios… ;)

jadelait dijo...

Odio las exposiciones orales!

Buen collage :)

besitos,,,

jadelait

martienna dijo...

very like ur blog <3
amazing !


if u want follow me and write comment ;*

Is ♥ La 5th con Bleecker st. dijo...

totalmente verdad, sentirse seguro te da confianza ante estos retos

yo tengo q decir q de jovencita era muy vergonzosa al hablar en publico, pero con el tiempo pasas bastante de todo, y ahora casi soy capaz d todo ;)

Besos!!

I♥NY